Confesión dunha mai solteira

Cancioneiro da seitura de Manzaneda e Terras de Trives

O presente traballo de Xosé Lois Foxo recolle a herdanza intanxible traducida nos cantos e músicas que predominaban en Manzaneda e na contorna das Terras de Trives antes da invención dos discos e da radio. Os cantos de seitura e os cantos de folións son as músicas máis emblemáticas e teñen unha longa tradición histórica na comarca e o cancioneiro compila máis de cento oitenta destas pezas musicais, transcritas e editadas, acompañadas dos seus orixinais en audio e distribuídos nun lapis dixital que acompaña a publicación.

Confesión dunha mai solteira


PLACÍN (SANTIAGO), Manzaneda, Ourense

Compilador: Xosé Lois Foxo

Tipo: música

Contido

Recollida de Clotilde Salgado García, Consuelo López García de Placín

Detalles

Una encantadora joven
sostenía relaciones
con un joven postinero
que adoraba con pasiones.

Al conseguir sus favores
y al ver que encinta quedó
trataron el casamiento
pero el infame huyó.

(bis)

Ella muy disgustada
llorando se quedó
llorando desconsolada
porque la honra perdió.

Y de allí a nueve meses
luz a un niño hermoso dio
lo cogió entre sus brazos
y hacia el monte lo llevó.

Lo dejó en un barranco
envuelto en un pañal
ocultando su deshonra
aquella madre criminal.

(bis)

Al otro día siguiente
un pastorcillo pasó
por aquellas cercanías
llorar a un niño oyó.

Lo cogió entre sus brazos
y a su casa lo llevó
a su esposa idolatrada
aquel niño le entregó.

Y cuando llegó a ser mozo
sus padres con dulzura
le dicen si estudiar quiere
para carrera de cura.

Y un día impensable
en la iglesia confesó
una mujer virtuosa
en la iglesia penetró.

Se arrodillaba al momento
y el padre le preguntó:
- Dígame usted sus pecados
para que la salve Dios.

Padre tengo una pena
porque yo he hecho un gran mal
y mi conciencia me dice
que yo he sido una criminal.

Hace ya veintitrés años
a un hijo abandoné
no sé si es vivo si es muerto
en un barranco yo lo dejé.

Usted debe ser mi madre
por lo que se explica usted
gracias Dios que me he encontrado
la madre que me dio el ser.

(bis)

Hijo de mis entrañas
hijo del corazón
para ocultar mi deshonra
cometí tan mala acción.

Madre yo te perdono
porque comprendo yo
que la culpa no fue tuya
si no del hombre que te engañó.

(bis)

(Estrofa non incluída no documento sonoro)
Y alli fueron los suspiros
y allí fueron Jos abrazos
y allí fueron los suspiros
de una madre a un hijo.

Categoría

Romances

Imaxes

Non hai imaxes na peza


Outras pezas na mesma zona