Un crimen facineroso

Cancioneiro antropolóxico. Quiroga, Ribas do Sil, Montañas do Lor.

Esta colección é froito do traballo de selección e estudo antropolóxico, que levou a cabo o profesor Xosé Luis Foxo nun espazo que abrangue as denominadas "Terras do Lor e do Sil", é dicir, os concellos de Quiroga e Ribas de Sil principalmente.
Compre destacar a importancia que subxace na recuperación e revalorización da cultura rural popular galega, que neste volume xoga o papel de protagonista. Así mesmo, axuda a reconstruir a identidade do pobo galego, a súa historia e a sua tradición.

Aquí atopamonos con un considerable número de pezas resultado do saber popular: cantigas, documentos fotográficos, partituras, lendas, arrolos, etc. Contextualizado e complementado cun estudo antropolóxico que realiza o autor. O seu uso e reproducción pretende ter vías moi distintas, comezando pola simple curiosidade do visitante da web, ata os centros de ensino e os círculos de investigación de distintos eidos culturais.

A labor de difusión e dixitalización de estas coleccións por parte do Consello da Cultura Galega ten o obxectivo de recoñecer o papel dos sons, das cantigas, e en definitiva, da música. A música que sempre estivo presente no día a día da sociedade, e máis no rural como nos mostran os cantos referidos a actividades de labor, a periodos ou festividades do ano, etc. A obra de Xosé Luis Foxo permite comprender como era o abanico musical das terras bañadas polos río Lor e Sil, ofrecéndonos unha visión esclarecedora a través do seu estudo antropolóxico.

Un crimen facineroso


Vilanuíde, VILANUIZ (SANTO ANTÓN), Quiroga, Lugo

Compilador: Xosé Luis Foxo

Tipo: voces

Contido

Recollida de Asunción Rodríguez Lorenzo

Detalles

Un crimen facineroso
ahora voy a explicar
que ha ocurrido en Barcelona
que causa "temeridá".

En la hermosa capital
un matrimonio habitaba
tenía dos de familia
que el cielo le da por gracia.

El mayor era Crisanto
Fermín era el más pequeño
se hicieron muy calaveras
cuando llegan a mozuelos.

Otro honrado matrimonio
que es vecino de aquella villa
tenía dos hijas mozas
a la cual la más bonita.

Ya hacía algún tiempo
que aquellas dos hermanitas
seguían en el estudio
en un taller de modista.

Empiezan a cortejarlas
los dos hermanos traidores
una tarde en el paseo
les declaran sus amores.

Luego le dice Crisanto
a su novia Teresita
que igual parece un juguete
por ser esta tan bonita.

No te parece bien mío
que hoy como día de pascua
salgamos los cuatro juntos
un ratito por la playa.

Luego le dice Teresita
a su hermana Adelina
vamos a dar un paseo
todos cuatro en compañía.

De las dos los tres gozamos
muy alegres y contentos
las dejamos en el bosque
y nos venimos al pueblo.

Le dice el otro:
- También has de llevar
herramienta preparada
la metes dentro del coche
y que no nos falte nada.

Es mejor enterrarlas
para no ser descubiertos.

Nos vamos a dar la vuelta
le dicen a sus amantes.
Pero al momento ya ven
que viene un coche
y les hace seña que pare
los criminales al coche.

Fingiéndose desconocidos
ya le dicen enseguida
si las querían llevar
en un momento a la villa.

Y viendo las pobres chicas
que el viaje se hace largo
le dicen a los traidores
pero cuando es que llegamos.

Y entonces Teresita
viendo el coche a toda mecha
se asoma a la ventanilla
por el cristal hacia fuera.

Y cuando la pobre ve
que se encuentra en una sierra
daban gritos de dolor
y a DIos imploran clemencia.

Le dicen los criminales
no tengáis miedo ni pena
que nada os pasará
si aceptáis nuestras promesas.

Gozar vuestro amor queremos
y vuestra bella hermosura
os dejaremos con vida
si así lo aceptas sin duda.

Las dos jóvenes llorando
quieren hacer resistencia
pero inútil les ha sido
librarse de aquellas fieras.

De las dos los tres gozaron
muy alegres y contentos
.................................
....................................
luego las mataron
haciendo un hoyo
allí las enterraron.

Pero en aquel mismo momento
los estaba vigilando
un hombre de un pueblo cerca
que era guardia de campo.

Acercándose el guardia
cogiendo su tercerola
hace unos disparos
contra aquella gente toda.

Y a uno le tocó
herirlo en una pierna
los otros dos que quedaron
hacen fuego a la tremenda.

Y aquel guardia de campo
se fue al pueblo
vino la Guardia Civil
y los cogieron a todos.

Los padres de las muchachas
piden con gran heroísmo
que fusilen a Crisanto
a ese tan cruel asesino.

Imaxes

Non hai imaxes na peza


Outras pezas na mesma zona