Rosita la cigarrera (Variante)

Cancioneiro antropolóxico. Quiroga, Ribas do Sil, Montañas do Lor.

Esta colección é froito do traballo de selección e estudo antropolóxico, que levou a cabo o profesor Xosé Luis Foxo nun espazo que abrangue as denominadas "Terras do Lor e do Sil", é dicir, os concellos de Quiroga e Ribas de Sil principalmente.
Compre destacar a importancia que subxace na recuperación e revalorización da cultura rural popular galega, que neste volume xoga o papel de protagonista. Así mesmo, axuda a reconstruir a identidade do pobo galego, a súa historia e a sua tradición.

Aquí atopamonos con un considerable número de pezas resultado do saber popular: cantigas, documentos fotográficos, partituras, lendas, arrolos, etc. Contextualizado e complementado cun estudo antropolóxico que realiza o autor. O seu uso e reproducción pretende ter vías moi distintas, comezando pola simple curiosidade do visitante da web, ata os centros de ensino e os círculos de investigación de distintos eidos culturais.

A labor de difusión e dixitalización de estas coleccións por parte do Consello da Cultura Galega ten o obxectivo de recoñecer o papel dos sons, das cantigas, e en definitiva, da música. A música que sempre estivo presente no día a día da sociedade, e máis no rural como nos mostran os cantos referidos a actividades de labor, a periodos ou festividades do ano, etc. A obra de Xosé Luis Foxo permite comprender como era o abanico musical das terras bañadas polos río Lor e Sil, ofrecéndonos unha visión esclarecedora a través do seu estudo antropolóxico.

Rosita la cigarrera (Variante)


A Labrada, BARXA DE LOR (SANTA MARIÑA), Pobra do Brollón (A), Lugo

Compilador: Xosé Luis Foxo

Tipo: voces

Contido

Recollida de Fernando Cabo Sánchez

Detalles

En el jardín del relleno
a sombra de una palmera
se hallaba sentadita
Rosita la cigarrera.

Timoteo el barrendero
que al otro lado se hallaba
se dirigía a la joven
por ver si la conquistaba.

Como ya la conocía
a su lado se sentó
con palabras cariñosas
su amor le declaró.

Rosita primaverales
yo no me apaño sin ti
si no estás enamorada
enamórate de mi.

Y Rosita le decía
con la sonrisa en los labios
no permito tener novio
hasta cumplir los veinte años.

No creo que tanto tiempo
te halles sin tener novio
porque esas piernas tan gordas
ya te piden matrimonio.

Pues yo cuando tenga un novio
no ha de ser un barrendero
que ha de ser más "incumbado"
porque sino no lo quiero.

Quieres un marqués Rosita
mucho a lo alto te vas
eres de marido loca
no se si te casarás.

No creas tú Timoteo
que yo me quede soltera
tengo un jardín muy hermoso
no faltará quien lo quiera.

Entonces ese jardín
suele tener muchos nombres
y también suele llamarse
la perdición de los hombres.

Perdición es para ti
que sabes que no te quiero
que en un jardín tan hermoso
no se recrea un barrendero.

Por hallarse tan soberbia
Rosita la cigarrera
tenía treinta y dos años
y aun se hallaba soltera.

Sin tener padre ni madre
ni marido ni dinero
diciendo a todas las horas
quien pescara un barrendero.

Imaxes

Non hai imaxes na peza


Outras pezas na mesma zona