Muerte a la infiel esposa

Cancioneiro antropolóxico. Quiroga, Ribas do Sil, Montañas do Lor.

Esta colección é froito do traballo de selección e estudo antropolóxico, que levou a cabo o profesor Xosé Luis Foxo nun espazo que abrangue as denominadas "Terras do Lor e do Sil", é dicir, os concellos de Quiroga e Ribas de Sil principalmente.
Compre destacar a importancia que subxace na recuperación e revalorización da cultura rural popular galega, que neste volume xoga o papel de protagonista. Así mesmo, axuda a reconstruir a identidade do pobo galego, a súa historia e a sua tradición.

Aquí atopamonos con un considerable número de pezas resultado do saber popular: cantigas, documentos fotográficos, partituras, lendas, arrolos, etc. Contextualizado e complementado cun estudo antropolóxico que realiza o autor. O seu uso e reproducción pretende ter vías moi distintas, comezando pola simple curiosidade do visitante da web, ata os centros de ensino e os círculos de investigación de distintos eidos culturais.

A labor de difusión e dixitalización de estas coleccións por parte do Consello da Cultura Galega ten o obxectivo de recoñecer o papel dos sons, das cantigas, e en definitiva, da música. A música que sempre estivo presente no día a día da sociedade, e máis no rural como nos mostran os cantos referidos a actividades de labor, a periodos ou festividades do ano, etc. A obra de Xosé Luis Foxo permite comprender como era o abanico musical das terras bañadas polos río Lor e Sil, ofrecéndonos unha visión esclarecedora a través do seu estudo antropolóxico.

Muerte a la infiel esposa


Vilanuíde, VILANUIZ (SANTO ANTÓN), Quiroga, Lugo

Compilador: Xosé Luis Foxo

Tipo: voces

Contido

Recollida de Asunción Rodríguez Lorenzo

Detalles

En Santa Cruz de Tenerife
vivía Antonia Peralta
huérfana de padre y madre
se crió con una hermana.

Con bastante honestidad
con honradez y crianza
se casó con un viudo
llamado Joaquín Gallarza.

El cual tenía dos hijos
los dos de muy corta edad
a quien su padre adoraba
con mucho anhelo y piedad.

El mayor cuenta doce años
ocho el más pequeñito
y su padre muy contento
cuida de los huerfanitos.

Se celebraron las bodas
con amor y regocijo
ella se puso por madre
de los pobres huerfanitos.

Al poco tiempo tuvieron
estos esposos un hijo
ya se empiezan los trabajos
de los pobres huerfanitos.

Y para mejor vestir
y darles el alimento
trató de marchar a cuba
ese hombre muy contento.

Pero Antonia la traidora
a su marido le decía:
- No me abandones Joaquín
no puedo con la familia.

Tú ya sabes los posibles
que tenemos para ello
muy mal lo vamos a pasar
si no nos mandas dinero.

"Pa" mantener nuestros hijos
te he de mandar lo que gane
para que ni tú ni ellos
os tengáis que pasar hambre.

Pues a ti te los encargo
y te lo pido de veras
que me cuides bien los niños
y los mandes a la escuela.

Descuida pues mi marido
a mi cuenta queda todo
tú sabes que yo los quiero
y que también los adoro.

Llegó el día de embarcar
al muelle van despedirlo
van los hijos y la madre
llevando en brazos al niño.

Toca el vapor la "serena"
y se despide contento
le da un abrazo a todos
y se marchó al momento.

Al cabo de poco tiempo
ya les empezó a mandar
girándoles ochenta duros
que ahorró de trabajar.

A su mujer le mandaba
mucho dinero el marido
Antonia lo malgastaba
en vicios con su querido.

Hasta que el hijo mayor
a su padre le escribió
contándole su triste vida
y su triste situación.

Entre otras cosas le dice:
- Pues no estamos satisfechos
porque hambres no nos faltan
ni castigos muy severos.

Por la madrastra traidora
Daniel es un gran pillo
pues no nos dan de comer
ni tampoco de vestir.

Mira nuestra situación
nuestro padre tan querido
no nos mande más dinero
que todo será perdido.

Y el al coger la carta
al amo pide la cuenta
y se viene para España
con una idea perversa.

Al puesto de Tenerife
llegó un anochecer
un poquito disfrazado
no se dio a conocer.

Se marchó para su casa
se metió en un rincón
para acometer la escena
que después aconteció.

Llegaron los dos a casa
y se iban a acostar
pero no sabían ellos
lo que les iba a pasar.

Cuando quedaron dormidos
que él todo lo observó
dos disparos de pistola
"nel" pecho se los metió.

Y a su desleal esposa
de esta manera le dice:
- Ay mujer la más perversa
para quien tanto te quise.

Coge el niño de ella en brazos
le dice de esta manera:
- Eres hijo de mala madre
no has de ser cosa buena.

Le dio contra una ventana
la cabeza le partió
aquella infeliz criatura
su alma a Dios entregó.

Y con la misma pistola
un tiro se disparó
delante de todo el pueblo
en el balcón se cayó.

Imaxes

Non hai imaxes na peza


Outras pezas na mesma zona