Reencontro co seu fillo

Cancioneiro antropolóxico. Quiroga, Ribas do Sil, Montañas do Lor.

Esta colección é froito do traballo de selección e estudo antropolóxico, que levou a cabo o profesor Xosé Luis Foxo nun espazo que abrangue as denominadas "Terras do Lor e do Sil", é dicir, os concellos de Quiroga e Ribas de Sil principalmente.
Compre destacar a importancia que subxace na recuperación e revalorización da cultura rural popular galega, que neste volume xoga o papel de protagonista. Así mesmo, axuda a reconstruir a identidade do pobo galego, a súa historia e a sua tradición.

Aquí atopamonos con un considerable número de pezas resultado do saber popular: cantigas, documentos fotográficos, partituras, lendas, arrolos, etc. Contextualizado e complementado cun estudo antropolóxico que realiza o autor. O seu uso e reproducción pretende ter vías moi distintas, comezando pola simple curiosidade do visitante da web, ata os centros de ensino e os círculos de investigación de distintos eidos culturais.

A labor de difusión e dixitalización de estas coleccións por parte do Consello da Cultura Galega ten o obxectivo de recoñecer o papel dos sons, das cantigas, e en definitiva, da música. A música que sempre estivo presente no día a día da sociedade, e máis no rural como nos mostran os cantos referidos a actividades de labor, a periodos ou festividades do ano, etc. A obra de Xosé Luis Foxo permite comprender como era o abanico musical das terras bañadas polos río Lor e Sil, ofrecéndonos unha visión esclarecedora a través do seu estudo antropolóxico.

Reencontro co seu fillo


Revide, HOSPITAL (SAN SALVADOR), Quiroga, Lugo

Compilador: Xosé Luis Foxo

Tipo: voces

Contido

Recollida de Carmen Armesto

Detalles

En un pueblo de Guipúzcoa
lleno de amor y grandeza
un matrimonio vivía
que solo tiene una hija.

Un mocito de aquel pueblo
de amores la pretendió
y al ver que se hallaba encinta
el traidor la abandonó
Y con otra joven del pueblo
fue y se casó.

Pero Isabel al saberlo,
juró de vengar su amor
y al poco de estar casados
le dio muerte a "traución".

La metieron en la cárcel
y de allí a poco tiempo
dio la luz y trajo un niño
más hermoso que un lucero.

De los brazos de su madre
al niño arrebataron
lo llevaron a la "enclusa"
y al punto lo bautizaron.

Como nació en la cárcel
en obscura soledad
Joaquín le han puesto de nombre
y de apellido Penal.

Llegó el día del juicio
y ante el fiscal declaró
que ella solo lo matara
para vengar su honor.

Le sale pena de muerte
pero por "entercesión"
de algunos magistrados
le ha concedido el perdón.

A treinta años de presidio
redujeron la sentencia
y a la pobre Isabel
le destinaron a Ceuta.

Al levantarse de la sala
llorando pide al fiscal
que le enseñaran su hijo
que lo quería besar.

Por complacer sus deseos
al niño fueron buscar
mientras que la pobre madre
no cesaba de llorar.

Cogió al niño entre sus brazos
y llorando amargamente
y llorando amargamente
estas palabras le dijo:

- Hijo de mi corazón
que cruel es nuestro sino
tú morirás en la "enclusa"
y yo moriré en presidio.

En esta perfecta vida
no nos veremos jamás
pero en el cielo algún día
y a tu madre abrazarás.

Isabel pasó al presidio
para pagar su condena
y con lágrimas de sangre
regaba su triste celda.

Años tras años pasaron
llenos de dolor y pena
sin tener nunca un consuelo
sino tormentos y tristezas.

Al llegar veintitrés años
llega un día de placer
que cobró libertad
la pobrecita Isabel.

Como de nada tenía
para su pueblo marchó
y como nada tenía
y a pedir se dedicó.

Entre los buenos cristianos
una limosna por Dios
hallando en todos amparo,
caridad y protección.

Había un señor en el pueblo
que con frecuencia le daba
limosna todos los días
de una manera cristiana.

Un día por la mañana
le pregunta a la criada:
- Dígame buena señora
el señor como se llama.

Se llama Joaquín Penal
notario de la comarca
porque nació en la cárcel
según la gente declara.

Ese es mi hijo señora
llorando le contestó
y al llegar el Don Joaquín
y al verla le preguntó,
y al saber que era su madre
al suelo se desmayó.

No llores madre querida
madre de mi corazón
después de tan largos años
de martirio y de dolor.

Un banquete celebraron
en la casa de su hijo
donde viven felizmente
llenos de amor y cariño.

Imaxes

Non hai imaxes na peza


Outras pezas na mesma zona